Lun 19 de Agosto 2019

21 días de dar felicidad | : Guatemaltecos desbordan amor y bondad para impactar vidas

Los voluntarios de los #21DíasDeDarFelicidad entregaron ayuda sincera sin esperar recibir algo a cambio.

Por Daniel Guillén Flores

Con víveres y una cena especial Maryam de León cumplió el sueño de doña Dora Herrera, una mujer que vive sola y afronta problemas económicos. (Foto Prensa Libre: Álvaro González)
Con víveres y una cena especial Maryam de León cumplió el sueño de doña Dora Herrera, una mujer que vive sola y afronta problemas económicos. (Foto Prensa Libre: Álvaro González)

Bien dicen que una acción vale más que mil palabras y eso describe a la perfección lo que 21 voluntarios hicieron durante el mes de diciembre para llevar alegría a distintas personas en el país.

#21DíasDeDarFelicidad es un proyecto que lleva a cabo Prensa Libre desde 2014, inspirado en el programa Humanity #21DíasdeBondad del publicista español Nicko Nogués,  que busca promover una actitud positiva en el entorno de las personas.

Las acciones positivas que se hicieron este año tenían como objetivo ser un motor de cambio para que más guatemaltecos llevaran a cabo actos de bondad durante la Navidad y que estas prácticas se convirtieran en un hábito.

María José Rodas le dió una tarde de risas y obsequios a niños lustradores de San Carlos Sija, Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: Mynor Toc)

Ayudas económicas y el cumplimiento de sueños a familias de escasos recursos, cartas y obsequios de amor en hogares de ancianos, sonrisas en rostros de niños que padecen cáncer, actividades de recreación para menores lustradores, comida y abrigo para personas indigentes y mensajes de esperanza para madres y sus hijos en prisión fueron algunas de las iniciativas que marcaron las emotivas jornadas que demostraron una vez más el amor, la bondad y la solidaridad que caracteriza a los guatemaltecos.

Con dulces, comida y regalos, niños que permanecen en la prisión Santa Teresa junto a sus madres pasaron un momento agradable. (Foto Prensa Libre: Álvaro González)

Las buenas acciones

Maryam de León vio una fotografía de doña Dora Herrera de 90 años y eso fue suficiente para decidirse a cumplirle un sueño: ir a comer a un restaurante.

Doña Dora vive sola y afronta problemas económicos y de salud. Padece desnutrición y tiene problemas en los pulmones. Además de eso, hace ocho años perdió su ojo izquierdo cuando en un cortejo procesional la aglomeración la llevó a impactar fuertemente contra un poste, y al conocer esta historia Maryam la conmovió.

Maryam y su familia decidieron ayudarla con víveres y con una cama nueva, ya que la que tenía ya no estaba en buenas condiciones. Además de eso, quisieron cumplir uno de sus sueños: dar un paseo y almorzar en un restaurante.

¿Qué te hace feliz? Fue la pregunta que Andrea Celeste Guzmán Ordoñez, una profesora de artes plásticas, le hizo a 17 niños que viven en la zona 1 de Mixco y que participaron en un taller de pintura. Las respuestas fueron plasmadas en lienzos como parte de la actividad. “Con actividades sencillas podemos hacer un momento agradable para las personas. A veces no se sabe qué problemas tienen”, expresó.

Los adultos mayores también recibieron amor de parte de los voluntarios de este programa, pues varios de los voluntarios fueron a asilos y compartieron con ellos juegos, comida, música y anécdotas que hicieron que los abuelitos vivieran momentos de felicidad.

“Mi papá falleció en marzo último. Uno de sus amigos nos contó que su sueño era visitar un hogar de abuelitos, así que cuando nos enteramos nos conmovió la idea”, relata Carlos Mazariegos,  quien junto a su familia se organizaron para ir al Hogar Senilia, en la colonia Tikal 2, zona 7 de la capital.

La familia Aldana Salguero, integrada por Mariluz y sus hijas Marisabel y Marilyn, decidió hacerles pasar un momento diferente a los adultos mayores del asilo Santo Domingo en la capital, mientras que niños del Coro Novella cantaron temas propios de la época como Ding Dong, el Burrito Sabanero, Mi Gallina Josefina, Feliz Navidad, y Noche de Paz a las personas del Hogar de Ancianos Jesucristo es Nuestro Refugio en la zona 6.

Alegría para los niños

Michelle Gordillo, quien junto a su familia y un grupo de scouts, decidió llevar cariño a 30 niños de la Fundación y albergue Fares, institución que ayuda a pequeños que padecen cáncer. “Me conmovió ver cómo los niños olvidaron por un momento su enfermedad y sus tratamientos, y no dudaron en disfrutar de ese momento de felicidad”, relató.

“Los niños transmiten una felicidad sincera, se les nota cuando son realmente agradecidos o les gusta algo”, explicó María Andrea Huertas, quien llevó a 90 niños de la organización Esperanza Juvenil a disfrutar del parque Adventure Mountain.

Menores de edad que se dedican a lustrar zapatos también recibieron regalos y alimentos de varios voluntarios. En San Carlos Sija, Quetzaltenango, María José Rodas Escobedo y su familia tuvieron una convivencia con niños y jóvenes que laboran en el parque de esa localidad, mientras que Roxana Álvarez, llevó a comer a 31 adolescentes que trabajan como lustradores en la capital.

Unidos en buenas acciones

El equipo de Prensa Libre agradece la masiva respuesta de sus lectores y suscriptores para el desarrollo de esta campaña e invita todos los guatemaltecos a unirse para seguir llevando alegría y esperanza a quienes más lo necesitan.

Vea aquí los actos de bondad