Lun 19 de Agosto 2019

21 días de dar felicidad | Día 15: Ayuda llega a madre que trabaja desde las 3 de la mañana para sostener a su familia

Doña Lorenza está de pie desde las 3 de la madrugada todos los días para ir a vender comida, labor que le permite mantener a sus tres hijos, una hermana y un sobrino. Su historia conmovió a la familia Aguilar Ramírez.

Por Willian Cumes y Juan Carlos Rivera

La familia Aguilar Ramírez junto con doña Lorenza, sus hijos y su hermana el día de la visita en La Reformita, zona 12. (Foto Prensa Libre: Juan Carlos Rivera),
La familia Aguilar Ramírez junto con doña Lorenza, sus hijos y su hermana el día de la visita en La Reformita, zona 12. (Foto Prensa Libre: Juan Carlos Rivera),

Lorenza Odilia Vásquez es un ejemplo de madre por su incansable trabajo para sacar adelante a sus tres hijos, dos de ellos con síndrome de down, a quienes mantiene sola después de que se separó de su esposo porque este la golpeaba.

Todas las mañanas doña Lorenza camina desde su casa, en la colonia La Reformita, zona 12, hacia la Universidad de San Carlos (Usac), donde vende panes, tostadas y otros alimentos a los estudiantes y trabajadores. De lo que gana tiene que pagar Q900 de alquiler y Q1,000 para darle educación especial a Vivi y Franklin, de 15 y 9 años, respectivamente, quienes padecen síndrome de down.

También tiene que velar por su hijo más pequeño, Nelson, quien tiene 6 años.  Por otro lado, entre su presupuesto, Lorenza vela por mantener a su hermana y a su sobrino.

Su historia conmovió el corazón de Mynor Aguilar, a su esposa Gilma Ramírez, y al hijo de ambos, Alejandro, quien conoció a Vivi y Franklin durante un voluntariado que hizo en la escuela de educación especial a la que asisten los menores, en Mixco.

Alejandro les tomó cariño a los niños, un sentimiento que se tornó recíproco, por lo que la familia Aguilar Ramírez decidió apoyar a doña Lorenza y a sus hijos en estos 21 Días de dar Felicidad. El contacto fue posible gracias a la Asociación Guatemalteca para el Síndrome de Down, entidad a cargo de la escuela donde estudian Vivi y Franklin.

Alejandro Aguilar compartió gratos momentos con Vivi, Franklin y Nelson, los tres hijos de doña Lorenza. (Foto Prensa Libre: Juan Carlos Rivera).

Ejemplo

Los altruistas se organizaron para llevar comida y regalos y compartir un momento de alegría con la familia en su humilde vivienda. Precisamente eso fue lo que le impactó a Mynor: las condiciones en la que viven y que pesar de eso son niños felices. Además, también fue aleccionador ver las ganas de doña Lorenza  para seguir luchando por sus hijos.

La familia Vásquez habita en un espacio de cuatro por cuatro metros cuadrados, con techo y paredes de lámina. En el terreno donde viven comparten la pila y el sanitario. “Con este frío que está haciendo, imagínese cómo se siente”, manifiesta Mynor.

“Ella es un ejemplo de madre. Es gratificante para nosotros dar un poco de lo que tenemos y saber que cuando uno piensa que tiene un problema, hay gente que tiene otros mas grandes”, expresa Mynor.

 

Para la familia Aguilar Ramírez la recompensa más grande que pudieron obtener de este gesto solidario es el cariño que los pequeños y su mamá les expresaron con una sonrisa y un fuerte abrazo.

Mynor asegura que si fuera millonario les compraría una casa inmediatamente para que doña Lorenza y sus hijos tengan un techo digno donde vivir. “No hay dinero en el mundo para regalarle (a doña Lorenza) por todo lo que hace”, expone.

Mynor y su familia seguirán apoyando a estos niños. Entre sus planes está llevarlos a un día de diversión al Irtra Mundo Petapa y celebrar el Día de la Madre a doña Lorenza, el próximo año. Mynor también aprovechó para hacer un llamado a la sociedad para erradicar la discriminación hacia los niños con síndrome de down, ya que son como cualquier otro niño, y en la mayoría de casos tienen más desarrollada su capacidad para dar amor.

Mientras doña Lorenza compartió un momento emotivo, también confiesa que teme no poder seguir costeando los estudios de sus hijos, ya que ha escuchado que el otro año les cerrarán las puertas a los vendedores ambulantes en el Campus Central de la Usac. Si usted desea ayudar a esta familia puede comunicarse con ella al número 5152-9816.

Otros días

Día 1: Joven cumple el sueño de una señora de 90 años

Día 2: Un poco de cariño puede cambiar la vida de alguien

Día 3: Sonrisas entre lienzos y pinturas

Día 4: Sueños que llevan amor y alegría

Día 5: Moñas que sujetan esperanzas y envuelven el regalo de la gratitud

Día 6: Amigas se unieron para dar cobijas al prójimo

Día 7: “Ver sus sonrisas no tiene precio”

Día 8: La diversión que revive las ganas de seguir siendo niños

Día 9: Una convivencia llena de amor y vida para niños con cáncer

Día 10: Dejaron su caja de lustre para recibir una sorpresa llena de comida, regalos y risas

Día 11: Familia comparte su amor con adultos mayores en casa hogar

Día 12: Una rica cena para las personas sin hogar del Centro Histórico 

Día 13: Compartir es uno de los más valiosos valores que se pueden fomentar

Día 14: Abuelitas reciben concierto navideño gracias a niños amorosos

Más días de #21DíasDeDarFelicidad