Lun 19 de Agosto 2019

21 días de dar felicidad | Día 10: Dejaron su caja de lustre para recibir una sorpresa llena de comida, regalos y risas

Esta es la historia de 31 niños lustradores que trabajan en la Plaza de la Constitución y sectores de la zona 4 capitalina, quienes por unas horas dejaron de lado las responsabilidades laborales que a su corta edad tienen y disfrutaron de los 21 Días de Dar Felicidad con un desayuno sorpresa en el Paseo La Sexta.

Por Beatriz Tercero y Fernando Magzul

El objetivo de la actividad era reunir a niños lustradores de la zona 4 y zona 1, para compartir un desayuno en un restaurante del Paseo La Sexta. (Foto Prensa Libre: Fernando Magzul)
El objetivo de la actividad era reunir a niños lustradores de la zona 4 y zona 1, para compartir un desayuno en un restaurante del Paseo La Sexta. (Foto Prensa Libre: Fernando Magzul)

Lo que comenzó como un deseo de Roxana Álvarez, de 48 años, para ayudar al prójimo terminó en una gran celebración para estos menores, que incluyó los cumpleaños de dos niños lustradores justo el día de la actividad.

Chivalán y el resto de menores pasan la noche en cuartos de alquiler, donde viejos cartones se convierten en sus camas. Mientras que el Parque Central y la zona 4 son los lugares perfectos para trabajar y agenciarse de fondos para ellos y sus familias.Una caja, tintas, cepillos y trapos los acompañan todos los días, y lejos quedan los juguetes a los que todo niño en una mejor situación económica tiene acceso.

Los niños decidieron agradecer a las personas que los invitaron a desayunar lustrándoles gratis los zapatos. (Foto Prensa Libre: Fernando Magzul)

 

Álvarez decidió acercarse a cuatro niños lustradores que se mantienen en los alrededores de la Universidad Da Vinci, lugar en el que trabaja como directora de la Escuela de Educación Superior Corporativa. “Ellos deberían estar estudiando en vez de trabajar”, dice.

Se sintió conmovida por las historias de vida que le contaron los menores y por eso decidió organizarse con un grupo de compañeros de la universidad para ayudarlos. Utilizaron el proyecto 21 Días de Dar Felicidad para ejecutar el proyecto “Tu sonrisa, mi mejor regalo”.

Convocaron a los 31 menores para que llegaran al Paseo de la Sexta. Allí les regalaron unas playeras que tenían impresa la frase “Tu sonrisa, mi mejor regalo” y así fue como empezó la diversión.

El grupo de voluntarios llevó a los niños a un restaurante. Al ingresar al lugar todos quedaron asombrados, pues no habían tenido oportunidad de comer en un lugar así. Cuando se les indicó que debían orar para agradecer por los alimentos, los que llevaban gorras se las quitaron y mostraron el mayor respeto. “Son niños muy agradecidos”, expresa Álvarez, fascinada por la actitud.

Los menores trabajan para ayudar a sus familias y para alquilar cuartos. (Foto Prensa Libre: Fernando Magzul)

Otro, en cambio, no quería comer. Le confesó a Roxana que no tenía hambre, pues no acostumbraba a comer temprano, eras las 9 de la mañana cuando se disponían a desayunar.

Roxana logró contagiar a sus tres hijos, quienes la ayudaron a empacar los regalos para los niños. Recordó que uno de los menores le había pedido como deseo que les regalara un carro de juguete, por lo que a todos les dio uno.

La mayoría de los niños trabaja en el Parque Central de la zona 1, otros en la zona 4. (Foto Prensa Libre: Fernando Magzul)

Uno de los compañeros de Roxana tocó la guitarra y animó a los niños a cantar canciones navideñas. Las sonrisas de los 31 niños no se hicieron esperar cuando vieron que un Santa Claus también era parte del desayuno. Aprovecharon para tomarse una fotografía con él.

“Esto me deja el deseo de seguir haciendo más por los niños. Estoy agradecida con Prensa Libre, por hacer algo diferente”, comparte Álvarez quien planea otra actividad para regalar zapatos y ropa.

 

Otros días

Día 1: Joven cumple el sueño de una señora de 90 años

Día 2: Un poco de cariño puede cambiar la vida de alguien

Día 3: Sonrisas entre lienzos y pinturas

Día 4: Sueños que llevan amor y alegría

Día 5: Moñas que sujetan esperanzas y envuelven el regalo de la gratitud

Día 6: Amigas se unieron para dar cobijas al prójimo

Día 7: “Ver sus sonrisas no tiene precio”

Día 8: La diversión que revive las ganas de seguir siendo niños

Día 9: Una convivencia llena de amor y vida para niños con cáncer

Día 11: Familia comparte su amor con adultos mayores en casa hogar

Día 12: Una rica cena para las personas sin hogar del Centro Histórico

Más días de #21DíasDeDarFelicidad